Acerca de Daniel López M.

Daniel López M. Chef de cocinaComencé en la gastronomía en el año 1994 en el restorán Patagonia de Francis Mallman. Luego pasé a Cholila, en Puerto Madero, también de Francis, con la cocina también dirigida por German Martitegui. Obtuve la recomendación para hacer unas pasantías en Peixerot, en Barcelona, y en el Xalacaín en Madrid; estuve 3 meses en el primero, y un mes en el segundo. Ese verano en España conseguí un trabajo en un lindo hotel de Tossa de Mar. Si tengo que mencionar cinco lugares hermosos en el planeta, ese es uno de ellos.

Después de viajar con una mochila por varios países de Europa, me instalé en Madrid donde trabajé por 2 años en un pequeño restorán mexicano. Luego estuve en el Ebla, un restorán de cocina árabe y finalmente, antes de volver a la argentina, en la Bardencilla, de la familia Bardem, que llevaba adelante una propuesta de tapas y raciones bien española.

A comienzos del 2000 abrí la cocina de Milion. Luego cociné en Ummo, y del 2002 al 2006 me encargué de la cocina de Janio, en Palermo. Luego monté una empresa de Caterin -Cuquers-, y en el 2008 abrí Quimbombó, que cerré temporalmente en Febrero de 2016, a la espera de encontrar una locación acorde. En el 2010 abrí otro restorán que se llamó Fornería, que obtuvo el premio de mejor Cocina Comfort en 2012, y cerró en el 2014.

Durante los años 2015 y 2016, asesoré la cocina de Jolie Bistro, armé la propuesta del restorán Nerón, y gerencio desde entonces hasta la fecha el restaurante del Teatro Picadero.

En mayo del 2016 fui becado por la embajada de EEUU para conocer las nuevas tendencias de la cocina norteamericana a fin de ser portavoz de estas nuevas corrientes culinarias.

Hoy, mientras atravieso gran curiosidad por la cocina peruana y el mundo del chocolate, vuelco aquello que me gusta hacer, en un nuevo proyecto de cocina a puertas cerradas con reserva previa, que nosotros hemos dado en llamar 24 silllas.